¿Tus planes 2020 cambiaron por COVID-19? Esto te interesa

septiembre 07, 2020

¿Tus planes 2020 cambiaron por COVID-19? Esto te interesa

Alguna vez te preguntaste ¿cómo llegamos a este punto?, ¿en dónde comenzó todo?, ¿quién tuvo la culpa?

Por Yoatzin Castillo

Bueno es momento de aclarar estas dudas. Los seres humanos, plantas, hongos, animales, bacterias y virus compartimos un mismo hogar, así es, la tierra. Obviamente no todas las especies de cada grupo interactuamos al mismo tiempo y en el mismo lugar. Pero como especies específicas de un ambiente sí tenemos una constante interacción, incluso aunque no podamos percibirla a simple vista. Esas interacciones más otras características físicas como el clima, suelo, agua, entre otras, conforman lo que conocemos como ecosistema.

Cuando todos los componentes del ecosistema están bien, se pueden relacionar armónicamente y funcionar. Pero si alguno de los componentes se ve afectado ya sea por la pérdida de su hábitat o su diversidad por factores como contaminación, cambio de uso de suelo, cambio climático, etcétera, todo el sistema se ve obligado a adaptarse para sobrevivir. Es precisamente en este proceso de cambio en donde se rompen las barreras naturales que nos mantienen a salvo. Entonces sobre esta base ¿quién tiene la culpa?, ¿el que responde a la presión ejercida o el causante de dicha presión?

Desde un punto de vista egocéntrico, somos los humanos los más afectados porque según la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la salud humana depende de los bienes y servicios de los ecosistemas, entonces cuando se alteran existirán consecuencias directas sobre nosotros. Igualmente, World Wildlife Fund (WWF) menciona que la probabilidad de que los virus se transmitan de animales a humanos puede incrementar por la destrucción o la modificación de los ecosistemas naturales. Pero, paradójicamente somos nosotros mismos los principales causantes de los impactos negativos sobre el ambiente y la biodiversidad, dando pie al surgimiento de nuevas enfermedades, como por ejemplo la actual emergencia sanitaria por el COVID-19 que es básicamente un virus respondiendo a situaciones de su entorno y encontrando un nuevo huésped para vivir.

De acuerdo con la Evaluación de Ecosistemas del Milenio (EM) en los últimos 50 años, los seres humanos hemos transformado los ecosistemas mucho más rápido en busca del desarrollo económico y hemos ejercido una presión difícil de sobre llevar, poniendo en riesgo la capacidad de la Tierra para sostener la vida como la vivimos actualmente y también la de las futuras generaciones.

 

Tranquilos, no todo está perdido

También en la EM mencionaron que, con las acciones apropiadas, es posible revertir la degradación de muchos servicios ecosistémicos en los próximos 50 años.

Con esto quiero explicar que nosotros como individuos y a través de nuestro estilo de vida tenemos la capacidad para decir responsablemente sobre nuestras acciones y las consecuencias que estas van a tener en nuestro entorno.

 

Si estás aquí leyendo esto, estamos seguros de que formas parte de un movimiento de personas conscientes que toman acción y ejercen su poder de decisión positivamente para hacer una gran diferencia con su historia sobre en este planeta. Recuerda que no hay acciones pequeñas. Has que este tiempo valga la pena y si ya nos salimos de la rutina aprovecha para hacer esos cambios que marcan la diferencia.

 

Visítanos en www.planbee.mx
Fuente:
Evaluación de Ecosistemas del Milenio
Organización mundial de la salud
World Wildlife Fund
 
Imágenes:
Pexeles.com
<a href="https://www.freepik.es/fotos/mujer">Foto de Mujer creado por freepik - www.freepik.es</a>



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.